Las comidas del mar

Las comidas del marHay un gran número de personas  que opinan que su estilo de vida vegetariana sin peces ni mariscos es sana, (opinión que tengo mucho gusto en compartir), para la mayoría de los pacientes que me visitan y el público en general y que tienen la tendencia a consumir comidas del mar, para ellos, hemos preparado especialmente  los comentarios de hoy.

La comida de mar constituye uno de los más importantes alimentos para la salud. Pero no así los peces criados en estanques. Los alimentos de estos peces son procesados y el agua es tratada por diferentes químicos además de que usan fármacos como antibióticos entre otros. Los cuales tienen un destino final en las carnes del pescado que posteriormente usted se comerá, en la falsa hipótesis que será beneficioso para su salud.

Adicionalmente a esto,  en los pescados de estanque (o de laguna) se han encontrado altos niveles de tóxicos que están en los alimentos en forma de trazas, es decir en cantidades del orden del nano gramo y del pico gramo por kilogramo, en otras palabras en muy pequeñas cantidades, los cuales son muy difíciles de detectar, pero cuando hay consumos constantes, las concentraciones van incrementándose y pueden sin lugar a dudas, causar problemas.

Ahora a los efectos positivos de las comidas del mar.
Si comiéramos pescados y mariscos pudiéramos conservar un mejor estado de salud en comparación a aquellos que no lo comen., sus propiedades nutricionales no pueden ser comparadas con ninguna otra forma de alimentación.
Las comidas del mar son sanas, contienen vitaminas del grupo B como B1, B2, B3 y B12, y vitaminas liposolubles entre las que destacan la vitamina A, E y la D, las grasas esenciales como los ácidos grasos de Omega 3 y 6
La vitamina D actúa en el intestino favoreciendo la absorción de calcio y fosfato).
A partir de los ácidos grasos omega-3, presentes en estos pescados, se forman sustancias de acción antiinflamatoria llamadas prostaglandinas. Según algunos estudios, una dieta rica en ácidos grasos omega-3, principalmente los mariscos como ostiones, mejillones y almejas son bien ricos en ácidos grasos Omega 3 y el zinc, estos son una fuente de nutrición para la vista. Estudios realizados recientemente aseguran que las personas que consumen pescados y mariscos son menos propensas a padecer de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.
El pescado es también una fuente de omega 3 y zinc que se encuentran en abundancia en nuestros ojos y la deficiencia de los mismos deteriora la vision.
Los ácidos grasos y omega 3 contenidos en el pescado son beneficiosas para combatir y prevenir la diabetes y enfermedades del corazón, es también favorable para reducir el colesterol ‘malo” (LDL) e incrementar el colesterol “bueno” (HDL) en la sangre, previene la formación de coágulos
mejorando el funcionamiento de las venas y arterias y contribuye a bajar ligeramente la presión arterial por tanto disminuye las posibilidades de un ataque cardiaco. El consumo de pescado es un fiel aliado para exhibir un peso saludable.
Los ácidos grasos omega 3 contribuyen a evitar la inflamación que es común en la artritis reumatoidea, el asma, la psoriasis y algunas alergias así como problemas en el sistema inmune alivian los dolores en las coyunturas y la hinchazón.
Entre los ácidos grasos omega 3 se encuentra el DHA (ácido dehidroabético) que es un importante nutriente para el buen funcionamiento del cerebro, es necesario durante el embarazo, para la formación del feto, la lactancia y después durante los primeros años de nacido para la buena formación del sistema nervioso, el cerebro y de la retina.
De hecho en Lemus Natural Medicine usamos estos aceites en forma de suplementos para tratar a los niños con problema de conducta y aprendizaje.
Como eliminar los tóxicosHablando del cerebro, estos ácidos grasos previenen y ayudan en el tratamiento del Alzheimer, Parkinson, depresión y problemas bipolares.
Los peces tienen un alto contenido de magnesio, yodo y fósforo, además cuando se puede consumir enteros incluyendo las espinas tienen un mayor contenido de calcio.
El alto contenido de yodo es necesario para el buen funcionamiento y la producción de hormonas tiroideas previendo el hipertiroidismo, hipotiroidismo, bocio, quistes y nódulos.